Cata Degustación: Vinos Carramimbre y Tapas de Lechazo IGP Arcecarne

  • abril 8, 2016

Anoche disfrutamos de una Cata Excepcional a cargo de los Vinos Carramimbre de Bodegas Pingón, que pudimos maridar con exquisitas elaboraciones a base de lechazo IGP de Arcecarne. Una treintena de apasionados de la gastronomía y el buen vino nos juntamos en la terraza interior de Club Selección Palencia para pasar una noche distendida, llena de sabor y en la que aprendimos un poco más sobre el mundo de los vinos.

Cata degustación porque realmente salimos bien cenados! La Cocina nos deleitó con unas elaboraciones originales y deliciosas, mérito tanto de la calidad de la materia prima aportada por Arcecarne, como por el buen hacer en los fogones de nuestros cocineros.

La Cata, Bodegas Pingón

Pudimos catar cuatro vinos: un Verdejo, un Crianza, un Roble y un vino de autor, Altamimbre.

carramimbre-vinos-pantalla

La degustación, Lechazo IGP Arcecarne

Comenzamos con una ‘chuletilla-croqueta’ una fritura delicatessen que nos sorprendió a todos por su originalidad y su gran sabor. Tal y como nos explicó el experto bodeguero, los vinos tintos nos son buenos acompañantes de este tipo de comidas, es por esto que iniciamos la cata con el Verdejo, ya que un vino blanco o joven nos da sensación de limpiar la boca.

‘El vino ayuda a digerir la comida y la comida, a su vez, nos ayuda a tomar el vino, así que un Verdejo y una fritura se complementan a la perfección’.

verdejo-chuletilla

Continuamos con un Roble que nos ayudaría a disfrutar de unas buenísimas mini hamburguesas de lechazo IGP. Increíble combinación.

roble-burger-lechazo

Llega el momento de catar el Crianza de Carramimbre, un vino potente, con tonos de fruta roja madura, equilibrado y sabroso, ideal para lo que estaba por venir, uno de los platos estrella de la noche, unas exquisitas mollejas de lechazo que no dejaron indiferente a nadie.

mollejas-lehazo-arcecarne

Y para culminar la cata por fin llegó el turno de Altamimbre, intenso y con una gran complejidad de aromas, un vino potente, con cuerpo y equilibrado que nos ayudaría a disfrutar aún más de un guiso, tal y como algunas de las asistentes lo definieron, propio de las abuelas, creemos que con esta comparación, poco más hay que añadir, pues si hay alguien sabe del buen cocinar, esas son nuestras abuelas.

Y es que, varias personas coincidieron con que esta carrillera de lechazo IGP les recordaba al ‘lechazo entreasado’, típico de sus abuelas, un piropo en toda regla para nuestros cocineros. 

vino-altamimbre

carrillera

Y en una cena entre amigos no puede faltar el postre, así que un mousse exquisito de queso con miel y nueces que nos sentó fenomenal para quitarnos ese ‘gusanillo’ de dulce que siempre te queda cuando sales a cenar fuera de casa.

postre-tierra-de-sabor

Sin duda una gran noche y pensando ya en nuevos eventos con los que sorprenderos.