1 kg de miel, 200 mil vuelos

  • febrero 8, 2018

La miel a parte de su delicioso sabor es muy conocida por sus múltiples beneficios.

Sobre todo en los meses fríos deberíamos recordar que la miel tiene propiedades antisépticas y antibióticas, por lo que es un gran aliado contra los resfriados y catarros, un remedio natural que nos ayudaría a mejorar nuestro rendimiento.

Sus beneficios son innumerables: ayuda a estimular el sistema inmunológico, ayuda en la digestión y pérdida de peso. Para deportistas es un excelente recuperador después del ejercicio, nos repone lo azúcares perdidos y nos ayuda a recuperar antes la vitalidad muscular. Consumir miel es una fantástica forma de ingerir calcio, potasio, sodio, manganesa, magnesio, cobre, fósforo o zinc, sin olvidar, la importancia que tiene en el organismo las vitaminas A, B y C.
Muchos de nosotros estamos  acostumbrados, a nada más levantarnos, tomarnos un café, ese es un momento fantástico para tomar miel, porque la miel tomada a primera hora, nos ayuda a empezar el día con energía. La miel se absorbe poco a poco por el organismo, esto significa que tenemos energía durante más y tiempo y se queda menos pegada a nuestros muslos. O  hacernos una infusión poco antes de irnos a dormir y edulcorarla con miel… hará que cuando nos vayamos a la cama, descansemos más y mejor. Para tomarla así os recomiendo la miel de Azahar, conocida por su efecto calmante
Cada día es mas común utilizar la miel en la cocina para enriquecer los aromas de los alimentos. Mejora el sabor de pasteles, panes y helados, además de otorgar un toque especial a los asados de carne, pollo, pescados y vegetales como calabazas, pimientos y zanahorias. Y ese toque diferente que da a los aderezos para tus ensaladas sorprenderá a tus invitados en tu próxima reunión en casa.
En fin… tener un frasco de miel en la despensa es como disponer de una fuente de riquísimas soluciones… y solo pensar que para obtener un kilogramo de miel, una abeja necesita realizar un promedio de 200 mil vuelos…