Ser Chef se lleva por dentro

  • febrero 3, 2018

Ser chef… una profesión muy bonita, dinámica y gratificante pero muy muy dura. Ser chef exige esfuerzo y sacrificio constantes. Trabajar cuando los demás descansan, las jornadas infinitas  y requiere de un control y cuidado de los detalles diario.

Todo el mundo cocina,algunos poco otros mucho, en casa, con los amigos un día en el campo, una cena de aniversario para tu pareja, etc… Pero todo cambia cuando un día te despiertas y decides hacer de ese hobby tu profesión. Cocinar es pasión y entrega.

Según va pasando el tiempo en la cocina y logras tus metas, tu responsabilidad se hace más grande y con ella tu tiempo de disfrutar es menor. Ves pasar veranos, navidades, fiestas que no puedes disfrutar, pero es simplemente lo que los demás ven, porque en realidad disfrutas con tu trabajo y aprendes a disfrutar del tiempo de otra manera.

La vida es una lucha y la cocina es un maratón para el que hay que entrenar mucho pero lo que al final te aporta viendo tu esfuerzo recompensado en la caras alegres de tus clientes es mucho mayor que cualquier sacrificio que has tenido que hacer.

Porque las sonrisas y el asombro de probar tu plato en cual tantas horas has invertido pensando como combinar esos sabores, como presentarlo, no tiene precio. En cada creación tuya dejas una parte de ti y eso es lo que a los comensales  más les gusta… acercarse a tu cocina, ver lo que hay dentro a través de tus platos.

Ser chef significa trabajar mucho, formarse continuamente y  ser generoso. Y no olvidar nunca que lo más importante son los clientes, sin ellos no somos nada. Y crear… a fuego lento, sin prisas y, sobre todo, dejando los problemas diarios fuera de la cocina.

Queremos dar las gracias a nuestro equipo de cocina Steven Liebana Castro, Luis Sancho, Raul Gonzalez Zurro y Ruben Martin Hernando por su dedicación y por su pasión absoluta, por su compromiso y innegable talento. ¡Gracias familia Club Selección Palencia!